Casa María, una lección de vida y de cordialidad

En esta edición les quiero presentar uno de los alojamientos más extraordinarios en Venezuela ubicado en los Valles Altos del estado Carabobo, hacia las estribaciones occidentales de la Cordillera Central de la Costa, nuestro destino: Casa María, muy cerca de los pueblos de Canoabo y Canoabito. Lo mejor de todo es que este fantástico destino queda a tan solo a tres horas de Caracas y a una hora de Valencia.

Casa María está enclavada dentro de un bosque nublado lleno de exuberancia y de vida por dónde se cruce la mirada, en una de las zonas más biodiversas y hermosas del estado Carabobo. Es muy fácil reconocer la posada ya que tiene pintada en sus paredes unos murales muy coloridos con mensajes que invitan a la conciencia y a la conservación de nuestra naturaleza y con imágenes alusivas a la diversidad biológica que se pueden disfrutar dentro de la posada. Al llegar serán recibidos por sus propios dueños, ya que la posada es su casa desde hace más de 15 años, son una pareja de alemanes, Norbert y Gabriele “Gaby” Flauger y de su mano derecha Xiomara.

Debo decir que son las personas más maravillosas que existen, de una cordialidad y un calor humano increíbles y con una cultura del servicio que se ve muy poco en estos días, te hacen sentir como en tu verdadera casa y con ganas de no regresarte.

Esta posada es todo un paraíso tropical creado por su dueño Nobert Flauger de forma muy meticulosa y estratégicamente para estar en perfecta armonía con la naturaleza. Es de mi opinión que en ninguna otra posada en Venezuela se conjuga el buen hospedaje, la cordialidad, la ecología, la conservación y la naturaleza tan perfecta y armónicamente como en Casa María y esto nos hace pensar que no hay una posada en nuestro país que sea tan afín a un verdadero lodge ecológico como lo es Casa María.

Ir a casa María es todo un aprendizaje, es una lección de vida, de ecología y de conservación. Les aseguro que saldrán llenos de reflexiones maravillosas, con energías y ganas de aportar un grano de arena por el bienestar de nuestro Planeta. Norbert, ingeniero que luego terminó siendo biólogo y especialista en insectos, se ha encargado junto a su esposa Gaby de crear un mundo fantástico dentro de su posada. Cada rincón, caminería y pared de la posada están llenos de detalles maravillosos que hacen referencia a las especies animales y botánicas que se allí encuentran. Comederos para aves, mariposas y ardillas, lagunas y riachuelos que se encuentran por toda la posada y hacen de sus instalaciones todo un festín de vida silvestre.

Norbert es un apasionado de la biología y la ecología, todo un erudito en el tema de los insectos, las aves y los peces, por lo que se propuso convertir a Casa María en todo un santuario de vida silvestre. Logró la difícil tarea de recuperar un bosque nublado que antes estuvo talado para la siembra de naranjas, ahora es un bosque exuberante dentro de su posada que parece prístino y alberga a más de 200 especies de plantas, unas 150 especies de aves, aproximadamente 150 de mariposas, miles de especies de insectos, entre ellos las 3 especies de escarabajos gigantes que existen en Venezuela.

Es impresionante que al pasear por las caminerías de la posada y de su bosque uno se encuentra con acuarios de aguas cristalinas (con capacidad de más de 30.000 litros de agua) llenos de lirios, ranas, peces autóctonos y tortugas de nuestros ríos venezolanos con ventanas de exhibición para admirarlos cómodamente y sin ningún tipo de dificultad que invitan a la reflexión y relajación.

Por cada rincón de Casa María tienen colocados pequeños arroyos con caídas de aguas cerca de las habitaciones para que sus huéspedes puedan relajarse de la mejor forma posible. Cuando visiten Casa María deben pedirle al Sr. Norbert que los invite a su biblioteca y a su museo y que les muestre su gran colección de mariposas ¡para caerse para atrás! Y lo más importante no pueden perderse el show de diapositivas tridimensionales, una muestra impresionante en 3D de la fauna que alberga la posada, verdaderamente increíble ver todos esos insectos, aves, ranas y serpientes saltando de la pared con la sensación de que los pudieses tocar, ese show visual impresionante y las enseñanzas e historias del Sr. Norbert hacen de esto una experiencia única e inolvidable.

Con respecto al servicio y hospedaje de la posada, es tan maravilloso como su labor de responsabilidad ambiental y ecológica. La posada ofrece 6 habitaciones muy cómodas y amplias. Cada habitación tiene su propia personalidad, algunas habitaciones y lugares de la posada se asemejan a las casas de los naturalistas y exploradores europeos victorianos del siglo XIX, te hacen transportarte en el tiempo de esos grandes exploradores. La posada también ofrece una buena piscina rodeada de la exuberante vegetación y del hermoso paisajismo creado por sus propios dueños, ideal para terminar el día relajado en sus aguas con el sonido del canto de las aves y los insectos y tomándose un sabroso coctel. El esmero y dedicación de Gaby y Xiomara en la cocina es algo excepcional, gastronomía alemana y criolla, abundante y deliciosa, los desayunos, almuerzos y cenas son celestiales, y hasta una buena merienda con tortas y dulces caseros ofrecen.

Las presentaciones y detalles en la mesa son increíbles. Las comidas son memorables entre guacharacas, tángaras, pavos reales, mariposas morphos y siempre con la grata compañía y enriquecedoras conversaciones con Norbert, Gaby y Xiomara. Reconocidos investigadores, naturalistas y especialistas en aves e insectos de todas partes del mundo son fieles visitantes y amigos de Casa María.

Todos estos aspectos conjugados, la sensibilidad ambiental, la vocación ecológica, de educación y de investigación, el compromiso social con las comunidades aledañas, el servicio de gran calidad y nivel del hospedaje y de su gastronomía, y lo más importante la cordialidad y el calor humano de todo el equipo de Casa María los hacen pertenecer al Circuito de la Excelencia, un valor más que les garantizará una estadía de primera e inolvidable.

Los invitamos a conocer este maravilloso lugar querrán regresar siempre y cada vez saldrán con una nueva enseñanza, una nueva reflexión y a querer cada vez más a nuestra maravillosa Venezuela y a su fascinante naturaleza. Por favor recuerden que debemos vivir con responsabilidad ambiental y que el futuro de nuestras generaciones comienza por ti.

COORDENADAS

Teléfonos: 0249 808.02.97/ 0426 365.25.77

Website: www.bugparadise.com

E-mail: info@bugparadise.com

Alberto Blanco Dávila

Twitter: @AlbertBlancoD

Facebook: Alberto Blanco Dávila

Correo: blancoalb@gmail.com

Fotografías: Alberto Blanco Dávila  y Luis Nieto

Autor: Alberto Blanco Dávila

Fuente: El Universal

Fecha: 5 de marzo de 2017

Otras Noticias

El Circuito de la Excelencia

Somos el primer Sello de Calidad en Posadas Venezolanas cuyo objetivo es la mejora continua en la Prestación de Servicios de Alojamiento y Atención al Cliente, apuntando siempre hacia la máxima calidad.

Contacto

  • Lun a Vier 8:00 am - 5:00 pm
  • (0212) 816.44.69
  • reservas@circuitodelaexcelencia.com

¡Compartimos las cosas buenas de la vida!

Síguenos en nuestras Redes Sociales


© 2017 Circuito de la Excelencia - Todos los Derechos Reservados | Aspectos legales - Política de Cookies - Condiciones de uso

SUBIR