Tres casas coloniales mantienen vivo el sueño de “la Cartagena venezolana"

Hospedarse en esta posada es dar un viaje reminiscente a la época colonial venezolana. Los coloridos pisos, las altas paredes y las elegantes ventanas de madera susurran al oído el pasado que reposa en el Centro Histórico de Puerto Cabello, reconocido por mantener el encanto de sus fachadas pintorescas, muy cerca del mar.

Se estima que estas tres construcciones, que son Patrimonio Cultural Venezolano, tienen casi 300 años de existencia, por eso han pasado por complejos periodos de restauración, que han venido acompañados de un selecto gusto a la hora de ambientar los espacios. Cada casa tiene su estilo propio, aunque todas están conectadas entre sí, no es extraño encontrar en las habitaciones obras de “Niño Bonito”, el célebre pintor de Patanemo, que destacan por sus vibrantes colores.
La posada Santa Margarita se ha convertido en un bastión del turismo en Puerto Cabello, localidad que anhela convertirse en un importante centro que atraiga a miles de turistas, como ocurre en Cartagena de Indias, Colombia, una referencia cercana que los inspira, por ser una ciudad caribeña con historia y arquitectura que deslumbra.
Una ventaja de hospedarse en este lugar es la ubicación tan próxima al malecón de Puerto Cabello, lo que permite disfrutar de las agradables noches costeras que, contrario a lo que muchos piensan, son seguras y muy movidas, con una variada oferta gastronómica.
No hay que dejar de visitar la cálida terraza de la posada, para disfrutar del silencio de la mañana o la luz del atardecer, siempre con vista al mar.
Más que playas
Aunque lo primero que viene a la mente al pensar en Puerto Cabello es la serenidad de las aguas en Isla Larga o la inmensidad de la bahía de Patanemo, no hay que olvidar que las montañas del Parque Nacional San Esteban abrazan este destino, por eso desde la posada es posible pautar recorridos fuera de lo común.
Una opción distinta es ir a conocer los encantos de Borburata, visitar el Santuario del Santo Cristo de la Salud, ubicado frente a una enorme plaza que se divide en varias secciones, probar los famosos tostones del pueblo y emprender una caminata por la montaña hacia el pozo El Encantado, bajo la guiatura de Joel Álvarez, ambientalista y artista ecológico, que casi hace magia con las piedras, además es elocuente y carismático. El sendero es de baja dificultad, muy fresco y rodeado siempre de espesa vegetación que cubre los restos de una antigua carretera.
El Encantado recibe a los visitantes sereno y con sus aguas frías, que se hacen más profundas hasta encontrar una potente caída de agua rodeada de enormes piedras, donde Álvarez sujeta una cuerda para que los más osados puedan recibir masajes y cargarse de energía natural.
La ruta del cacao
El furor por el cacao venezolano crece sin parar, cada vez son más los entusiastas que se suman a la labor de producir en suelo venezolano. En el sector Mantuanuo de Goaigoaza se está abriendo paso la nueva Ruta del Cacao, un novedoso atractivo promovido por el Instituto Municipal de Turismo de Puerto Cabello.
Todo inicia en la Hacienda Luna Clara, en sus dos hectáreas se realiza el proceso completo de la siembra del cacao, actualmente están trabajando en mejorar la genética de sus semillas para lograr la denominación de origen del cacao de esta zona.
Son muy llamativos los viveros donde van creciendo todas las plantas, una grata experiencia que pueden vivir los visitantes es sembrar su propia semilla de cacao y dejarla identificada con su nombre para la posteridad. La siguiente parada es la Cooperativa Flor de Cacao Mantuano, proyecto familiar con una historia muy inspiradora de trabajo y superación. Con ellos es posible aprender sobre el estricto trabajo para procesar las semillas de cacao desde las etapas de fermentación y secado. Sus productos son usados por diversos emprendedores gastronómicos de Puerto Cabello para elaborar tabletas de chocolate y postres.
Muy cerca del lugar, y tras una corta caminata, se puede llegar a un hermosísimo pozo natural que resulta ser una agradable sorpresa, sus aguas son de un tono esmeralda inigualable, donde se refleja la abundante vegetación que rodea todo. El pozo es perfecto para nadar con tranquilidad y llegar hasta grandes rocas por donde cae el agua veloz y baña a quienes quieran recibir sus chorros de fuerza. Sin duda este edén natural es un tesoro escondido.
Para realizar reservaciones y pautar recorridos en la zona: www.posadasantamargarita.com.ve. @posadasantamargarita. @eduardomonzn

Autor: Eduardo Monzon

Fuente: El Universal

Fecha: 24 de Agosto de 2018

Otras Noticias

El Circuito de la Excelencia

Somos el primer Sello de Calidad en Posadas Venezolanas cuyo objetivo es la mejora continua en la Prestación de Servicios de Alojamiento y Atención al Cliente, apuntando siempre hacia la máxima calidad.

Contacto

  • Lun a Vier 8:00 am - 5:00 pm
  • (0212) 816.44.69
  • reservas@circuitodelaexcelencia.com

¡Compartimos las cosas buenas de la vida!

Síguenos en nuestras Redes Sociales


© 2017 Circuito de la Excelencia - Todos los Derechos Reservados | Aspectos legales - Política de Cookies - Condiciones de uso

SUBIR